El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación.

Este año se ha logrado un hito importante en la lucha contra la malnutrición global. El 12 de octubre en Roma los países acordaron políticas destinadas a garantizar que las personas de todo el mundo tengan acceso a una alimentación más saludable. Tras una serie de intensas negociaciones, los representantes de los países miembros de la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) alcanzaron consenso sobre una declaración política y un marco voluntario de acción que incluye más de 50 recomendaciones.

"El acuerdo sobre el Marco envía una poderosa señal al mundo: los países miembros se toman realmente serio el tema de la nutrición”, aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, al valorar la iniciativa.

 

Según datos recientes de la FAO,  alrededor de 805 millones de personas en el mundo pasan hambre, y la mitad de la población mundial está afectada por algún tipo de malnutrición.

En el texto acordado de la Declaración redactada en Roma, los países "reconocen que la malnutrición en todas sus formas, incluidas la subalimentación, las deficiencias de micronutrientes, el sobrepeso y la obesidad, no sólo afecta a la salud y el bienestar de la gente ... sino que también supone una pesada carga en forma de consecuencias sociales y económicas negativas para individuos, familias, comunidades y Estados".

 

LEER ARTÍCULO COMPLETO